viernes, 30 de diciembre de 2011

Ruta del avión - Postero Alto - Tizna

Ruta del avion-Postero Alto-Tizna

Se propone para el dia 02/01/2012 por ser festivo, ...

Desde Jerez del Marquesado se inicia ascencion por el ruta PRa-43 llamada "Ruta solidaria del Avión", derivada del rescate realizado por gente del lugar hace 50 años, el 8 de marzo de 1960 un avión militar norteamericano con 24 marines a bordo se estrellaba a 2.600 metros de altitud en Sierra Nevada sin causar víctimas mortales, gana altura por el camino del seminario de San Torcuato hasta llegar a la cañá de Mahoma, donde coincide con Sulayr, el sendero de gran recorrido que circunvala toda Sierra Nevada, desde donde ascendemos en dirección al Refugio de Postero Alto y a nuestra máxima altitud 1880 m., donde podremos comer caliente o lo que hayamos traído con nosotros, ademas de haber todo tipo de bebidas apetecibles, mas adelante bajamos por otra ruta, la de bajada desde el Refugio a Jerez del Marquesado, por la zona Área recreativa de la Tizna`, atractivo rincón de Sierra Nevada, surcado por dos arroyos, que conserva aún los restos de una minicentral hidroeléctrica.

La idea es ir el día 01, ya por la tarde, a Jerez del Marquesado, dormir en el albergue del camping del pueblo, cuesta 11 euros la noche, tiene calefacción y duchas con agua caliente, y antes de dormir hacer ruta cultural de tapas de la zona , salida temprano para estar sobre las 13:00 horas en el Refugio, y después de comer continuar camino hasta finalizar,.. y de vuelta para casa.

En el albergue no hay camas, son camastros, llevar colchoneta, esterilla... y saco dormir.

Decir quien se apunta a dormir y también quien se apunta a comer en el Refugio, creo que vale comer 14 euros

Salida desde Baeza, centro de Salud a las 18:00 horas el día 01/01/2012, regreso el día 02/12/2012 a eso de las 21:30 horas.

Los que vayan directamente deben salir con bastante antelación, desde Baeza hay 130 km.

MIDE




Ruta en Wikiloc



miércoles, 21 de diciembre de 2011

Información Cuotas Socio 2018

Disponibles las cuotas de socio definitivas para el año 2018.

Ya podéis ir haciendo los ingresos para solicitud de Licencias Federativas 2018.

Información 2018

Saludos y Felices Fiestas...


domingo, 18 de diciembre de 2011

IV Trail Cabo de Gata - Níjar


Correo recibido del Club Deportivo "A que atacamos"






Saludos a todos,

Os comunicamos la apertura de inscripciones del IV Trail Cabo de Gata-Nijar, el cual tendrá lugar el próximo 4 de marzo de 2012. Como viene siendo habitual, el primer domingo de marzo disfrutaremos del Parque Natural, de sus senderos, ramblas y caminos, en un recorrido de 30 kms en el mismo corazón del Parque, transitando por el sendero del Cinto, Los Albaricoques, Rambla de Las Presillas y el sendero de El Pozo de Los Frailes.


Estamos trabajando para ofreceros un Trail Cabo de Gata-Nijar 2012 espectacular; toda una referencia en este tipo de carreras en la zona Sur. Os esperamos a todos en el Parque el 4 de marzo, para hacerlo en modalidad corredor o en modalidad senderista.

Toda la información la tenéis en http://www.trailcabodegata.aqueatacamos.com/


martes, 13 de diciembre de 2011

M.I.D.E.

Se ha subido a la lista de enlaces de interés un link a la web del M.I.D.E. para los que queráis sabes más sobre la dificultad de las rutas podáis estar permanentemente informados.





Helicóptero en Granada

Granada cuenta ya con un helicóptero para el salvamento en montaña

Tras las negociaciones llevadas por la Federación Andaluza de Montañismo con la Guardia Civil, responsable de esta función


La Guardia Civil ha destinado específicamente un helicóptero al salvamento en la montaña en su Cuartel de Granada, tras escuchar las solicitudes de la Federación Andaluza de Montañismo. Ayer se celebraba el acto oficial de presentación de la aeronave y de la decisión oficial, en el citado Cuartel de la ciudad de la Alhambra.

En el acto participaron el general de la Guardia Civil para Andalucía, Laurentino Ceña; el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Luis García Garrido; el presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, Joan Garrigós; y el de la Andaluza, David Beltrán.

Laurentino Ceña, general de la Guardia Civil, destacó las complicaciones que entraña la estancia del helicóptero y su mantenimiento, tanto por el coste económico, como por el trabajo tecnológico que conlleva y su logística, y elogió el trabajo que realizan los guardias civiles en el salvamento en la montaña.

El presidente de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada destacaba el gran trabajo profesional que realiza la Guardia Civil en el salvamento en montaña, de cuya tarea se encargan fundamentalmente. Recordó que la Federación cuenta con voluntarios, pero que los grandes especialistas son los miembros de la Benemérita, a los que elogió por el trabajo realizado.

Hasta ahora, los helicópteros de la unidad de Sevilla eran los que se encargaban de esta función, de gran relevancia en la montaña ante las especiales características que tiene el terreno, que, en algunos casos, puede presentar una difícil accesibilidad.

El presidente de la Federación Española, Joan Garrigós, y el de la Andaluza de Montañismo, David Beltrán, entregaron sendas placas a los integrantes de la unidad de salvamento de Sevilla, como reconocimiento por la labor realizada durante estos años, que venía concentrada allí para fines de semana y festivos para trabajar con el Sereim y hasta ahora, que han sido relevados por la nueva unidad que va a instalarse en Granada, que se encargará también de las operaciones de socorro en Jaén y Almería.

En el acto de presentación se hallaban los dos helicópteros de la Guardia Civil dedicados especialmente al salvamento, de los cuales uno se quedará en Granada, para atender a los casos que requieran su rápida intervención.

La Federación Andaluza de Montaña contempla especialmente las intervenciones del helicóptero en los casos de accidentes y otras actuaciones y las incluye en las actividades de Montañero Horizontal que organiza su Comité de Seguridad y Rescate en Montaña, con el que imparte a los federados nociones de primeros auxilios, que dedica uno de sus temas a las actuaciones que deben seguirse cuando llega la aeronave.

La nueva unidad de salvamento de Granada ha tenido ya su primera intervención facilitando el rescate de unos montañeros almerienses en el Puerto de La Ragua, y lo hizo con éxito.



Reunión delegación F.A.M. en Jaén


Programó su calendario de actividades para la próxima temporada y nombró representantes para los Parques Naturales

La Delegación Jienense de la Federación Andaluza de Montañismo celebró el pasado 1 de octubre su asamblea general de clubes en Cazorla.

Asistieron Francisco Marañón, de Zumaque, Alcalá La Real; Jesús Paterna y Lola Sáez, de Cumbres de Andalucía, Quesada; Ricardo Frías, de El Lagarto, Jaén; Salvador García, de La Pandera, Jaén; Daniel Pérez, de Aznaitin, Baeza; Francisco Ordóñez, Antonio Manzaneda y Tomás Cuadros, de El Camino, Beas de Segura; José Sánchez, Antonia Torres y Antonia Expósito, de Rumbo Norte, Jaén; Manuel Coca, Pedro Barahona y Elías Cabrera, de La Tortuga, Mengíbar, Cristóbal Gómez y Javier Gracia, de Club de Sordos de Jaén; y Luis Miguel Rodríguez, de Gualay, Cazorla. 

El delegado provincial de Jaén, Juan Antonio Hueltes Díaz, felicitó a los clubes por el éxito de participación obtenido en las actividades programadas con motivo de la celebración del Eurorando 2011 y elogió su funcionamiento, explicando que ha sido “una de las provincias con más éxito de participación, donde las familias enteras han participado en las diferentes rutas. Las rutas han sido todas muy bien preparadas, con recorridos culturales y paisajísticos, dando a conocer Jaén paraíso interior”. 

Los clubes propusieron la posibilidad de ofrecer continuidad a las actividades del Eurorando, con diversas materias deportivas, y la convección de un calendario provincial. Hueltes les explicó que se va a crear una página en Facebook en el que se mostrarán y en la que se podrán realizar las inscripciones. 

Además, se estableció el calendario:

-26 y 27 de noviembre. Cazorla. Rocódromo Municipal. Encuentro de Escalada. Organiza el club Gualay.

-22 de enero de 2012. Subida al Gilillo. Cazorla. Organiza el club Gualay. Senderismo con nieve.

-20 de febrero de 2012. Orientación de Montaña. Alcalá la Real. Organiza Adam Zumaque.

-Marzo de 2012. Ruta de los Templarios. Cazorla. Organiza La Pandera.

-15 de abril de 2012. Ruta de senderismo de Las Vegas y la Campiña. Mengíbar. Organiza La Tortuga.

-21 de abril de 2012. Ruta de senderismo y escalada. Cerro de la Magdalena. Quesada. Organiza Cumbres de Andalucía.

-Octubre 2012. Senderismo en Sierra de Segura. Beas de Segura. Organiza El Camino. 

El club Lagarto invitó a todos a las catorce rutas de senderismo que se van a organizar, conjuntamente con el Ayuntamiento y la Federación Andaluza de Montañismo. Los detalles de cada una se establecerán en el Facebook que se va a crear. El delegado precisó que Jaén será la primera provincia que organiza sus propias actividades. 

Juan Antonio Hueltes comentó a los asistentes que el montañismo jienense necesita representantes en los Parques Naturales de la provincia y les hizo una propuesta para que los clubes de la zona propongan a algunos de sus integrantes que por experiencia y conocimientos puedan representarlos. Los designados fueron Lola Sáez, de Quesada, para el Parque Nacional de Cazorla, Segura y Las Villas; Antonio Expósito, de Rumbo Norte, para Sierra Mágina; Manuel Coca, de La Tortuga, para Andújar; y Antonio Vázquez, de La Pandera, para Despeñaperros. Estos deportistas presentarán sus currículos y la Federación los propondrá a los diferentes parques. 

En el apartado de ruegos y preguntas, Ricardo Frías, del club El Lagarto, solicitó a la Federación, representada en la asamblea por Juan Antonio Hueltes, delegado provincial de Jaén, la celebración de unas jornadas a nivel provincial sobre los aspectos legales de la montaña, coberturas de Responsabilidad Civil y la Licencia Federativa, solicitud que encontró la opinión unánime de los demás asistentes. 

Los clubes comentaron la posibilidad de solicitar a la Escuela cursos de monitores de club de escalada; de montañismo (adaptado para sordos); de instructores; de Primeros Auxilios en la Montaña; Escalada y Alpinismo nivel I y II; técnicas invernales; y solicitaron temario y contenido para dar cursos a los socios de iniciación al montañismo, sobre todo, para los más jóvenes. 

Los asistentes solicitaron a la Federación que se fije un calendario de cursos y precios, que se vayan realizando conjuntamente con la Escuela de Alta Montaña cuando se ocupen las plazas.

Frías propuso a la Federación que la licencia tenga una duración de un año desde que se tramita, para no esperar hasta el uno de enero para federar a los que participan en actividades desde que se inicia la campaña en septiembre, iniciativa que encontró el respaldo de todos los presentes. 

Otra de las preguntas se refirió a los refugios. El delegado federativo recordó que hay que arreglar los senderos antes que los refugios y que la Oficina Técnica de la Federación realizará un estudio para analizar la utilidad de algunos de ellos, que se hallan en buen estado, como la Casa Forestal del Río Aguasmulas. 

Los clubes se ofrecieron a encargarse del mantenimiento del sendero GR-7, siempre que se aclare su propiedad y a cambio de una compensación por los gastos de señalización. Preguntaron, igualmente, si la Federación podría conseguir un número de frecuencia para las transmisiones, y así tener en cada provincia un número propio autorizado. Además, pidieron a la Federación Andaluza, representada por el delegado jienense, que fomentara más las actividades de promoción que las de competición.

Riesgo y seguros

A continuación os transcribo varios textos muy interesantes sobre el tema de los riesgos en montaña y la conveniencia de contratar seguros para realizar nuestras actividades.








Es indudable, por mucho que se quiera defender lo contrario, que actividades como la escalada, la espeleología y el montañismo son de elevado riesgo. Todos los que practicamos estos deportes somos o debemos ser conscientes de que su mera actividad pueden depararnos nefastas consecuencias. El senderismo aun no siendo tan arriesgado como los anteriores también tiene sus propios peligros.

Por supuesto, si yo cometo un error al colocar un spit (sobre una roca hueca, por ejemplo), hago depender toda una instalación de un único spit, entramos en una cavidad activa con anuncios de temporal o hago mal el nudo de ocho de anclaje, y a raíz de ello tengo un accidente del que se derivan daños hacia mi persona, a nadie podré reclamar, por ser yo el protagonista de mis propios errores que me han causado esas lesiones. Es lo que se denomina culpa exclusiva del agente y no genera responsabilidad.
Pero, ¿y si mis errores los paga un tercero?, ¿Cuándo se puede considerar que he cometido un error?, ¿quién va a estar capacitado para decir que yo he cometido un error?, ¿no está el perjudicado asumiendo un riesgo cuando se pone a escalar una montaña, se mete en una oscura cueva o recorre un sendero de alta montaña con condiciones climáticas cambiantes?

Desde luego, la existencia de que en la práctica del montañismo exista un inminente  riesgo no puede erigirse en fundamento único de la obligación a resarcir; siempre debe haber en última instancia culpa del causante del daño. Sobre estos extremos se ha pronunciado diversa jurisprudencia, entre la que destacamos la Sentencia de la Audiencia Provincial de Bizkaia de fecha 15-3-99:
Esta SAP Bizkaia 15-3-99 recoge: “el que practica un deporte debe asumir las consecuencias inherentes al mismo, pero hay que matizar esto cuando el daño no viene por el deporte en sí, sino  por:
(a)     el estado de las instalaciones donde aquél se practica,
(b)     por la ausencia de medidas de organización que prevenga tales riesgos, o
(c)     cuando estando en una fase de aprendizaje, aquél que enseña no adopta las medidas de precaución o los instrumentos adecuados para ello.

Otras sentencias que han tratado el tema vienen a repetir estas alegaciones afirmadas por la Audiencia de Bizkaia; “un patinador (deportista) sólo asume los riesgos derivados de su propia imprudencia o los producidos por caso fortuito, no los debidos a actuación de tercero” (AP Huesca 20-11-97); “lo que ha de imperar en este tipo de actividades (juego de pelota) son las reglas de prudencia que los jugadores (deportistas) deben seguir” (STS 22-10-92); “en materia de deporte de este tipo la idea de riesgo que cada uno de ellos pueda implicar va ínsita en los mismos y consiguientemente quienes a su ejercicio se dedican la asumen” (STS 20-3-96); “el que asume el riesgo de participar en actividades arriesgadas participando voluntariamente en las mismas, asume el riesgo de verse perjudicado, por lo que la responsabilidad de los organizadores sólo surgiría cuando hubieren omitido la diligencia normalmente exigible en tal clase de acontecimientos, sin excluir la posibilidad de estimar concurrencia de culpas cuando el participante hubiera desatendido las cautelas y la diligencia en su actuar que la decisión imponía” (SAP Zaragoza 1-12-97); “De todos es conocido que el esquí es un deporte de riesgo y que la práctica voluntaria del mismo supone una aceptación y un sometimiento también voluntario, de ese riesgo implícito” (SAP Lérida 10-3-99),...

Muchas son las sentencias dictadas por diferentes Audiencias Provinciales y nuestro Tribunal Supremo que juzgan sobre accidentes en la práctica de parapente, esquí, equitación, fútbol,... y otros muchos deportes de riesgo inherente en los que sus conclusiones son perfectamente aplicables a nuestra actividad, y de las mismas podemos entresacar una serie de conclusiones.

La práctica del senderismo implica, análogamente a lo señalado por nuestros tribunales, un riesgo implícito, que asume todo el que voluntariamente se mete en la montaña. Si como consecuencia de la actividad se producen unas lesiones o menoscabos patrimoniales, deberemos ver en primer lugar, cuál ha sido la causa que originó el siniestro. Si la misma se deriva de las intrínsecas a la práctica del senderismo, a nadie podrá reclamar (caída de piedras de una pared descompuesta, resbalones con calzado adecuado, ...).

Pero, sin embargo, si el evento que origina un accidente es creado por un tercero de forma negligente nacerá la responsabilidad; igualmente, nacerá la responsabilidad, casi de forma objetiva, con los neófitos a los que llevamos a la sierra: mucho cuidado con ellos. La casuística es enorme, sobre todo en el primer caso, pero siempre girará en torno al concepto de culpa por parte de un senderista.

A meros efectos expositivos, veamos un supuesto concreto e hipotético. Supongamos que un Club lleva a una persona  a hacer una ruta de senderismo. En el curso de la “vuelta turística”, el senderista tiene un accidente, pongamos que, por ejemplo, se rompe la rodilla y le acaban poniendo una prótesis valorada en 3.000 euros y que no es cubierta por la seguridad social, lo que implica que la debe pagar de su bolsillo. El amigo, que no está dispuesto a abonar esa cuantía, decide reclamarla ante el Club, y ya de paso le reclama también por los días de baja y por las secuelas. En la fase amistosa o prejudicial, se pone en contacto con la compañía de seguros, si es que estaba federado/asegurado (y si no lo estaba, ya se puede poner en contacto con un abogado), y ésta considera improcedente la reclamación, negándose a cubrir el evento en cuestión o bien no se llega a un acuerdo en la cuantía a pagar. Así, el senderista decide interponer una demanda por reclamación de daños y perjuicios. Se inicia un procedimiento civil, en el cual el senderista deberá probar cómo ha ocurrido el siniestro (resbalón, caída...) y la realidad de los daños que ha sufrido (facturas, informes médicos, ...): lo más difícil le será acreditar cómo ha ocurrido el siniestro si el Club lo niega, por lo que normalmente hay que asegurarse prueba para acreditar los hechos. Por su parte, al Club le corresponderá acreditar que obró diligentemente, pues recordemos que se presume que actuó negligentemente: deberá intentar acreditar que el accidente se debió a causa fortuita o que se debió a culpa exclusiva del senderista accidentado; asimismo recordemos que la noción de culpa será amplísima (concurrencia de culpas). Una vez practicada toda la prueba, el juez deberá valorar la misma, exponiendo cuál ha sido la verdad acreditada de los hechos alegados (verdad formal, que se llama) y decidir si hay culpa del Club conforme a los baremos antes mencionados. Asimismo deberá comprobar si existe una adecuación de causalidad entre los hechos culposos probados y el daño causado. Una vez acreditada la concurrencia de los cuatro elementos que producen el nacimiento de la responsabilidad civil, cuantificará la responsabilidad, analizando si concurre culpa de la víctima para atenuar la cuantía indemnizatoria. Una vez la sentencia devenga firme, y si es estimatoria de la demanda, se ejecutará, pagando solidariamente el Club y la compañía aseguradora la cuantía consignada en sentencia, y toda vez que la compañía aseguraba ese riesgo, a ella le corresponde hacer frente al pago del total (si no hubiese compañía aseguradora, será el Club el que deberá pagar el total de su bolsillo).

Si por el contrario la aseguradora está conforme con la cobertura del siniestro y su cuantificación, no hay mayores problemas: ella se encargará de todo, y es probable que el Club ni se entere de la cuantía ni cuándo le han pagado.

De cualquier modo, cada caso deberá analizarse separadamente, estudiando si concurren todos los elementos típicos, siendo el más complicado el concerniente a la culpa del Club.

Es fundamental para el club de montaña que todos los miembros que realicen actividades organizadas por el mismo estén federados. Una sentencia de la Audiencia Provincial de Araba (4-1-99) condena a un club de fútbol a abonar una factura de ortodoncia (no cubierto por la asistencia de la Seguridad Social) de un chaval que se rompió los dientes cuando estaba jugando un partido de fútbol con la camiseta de ese equipo sin estar federado en el mismo. Esto mismo puede ser perfectamente aplicable a los grupos de montaña. Todos los que practiquen actividad con un grupo deben estar federados, o por los menos, asegurados. Insisto en que es muy loable llevar a gente (novias/os, amigos/as, familiares,...) a la montaña, pero debemos conocer las consecuencias jurídicas en caso de que el neófito se lesione.

Sobre la actividad del club. Si la organiza el club, éste tiene la responsabilidad sobre la actividad al 100%, y la persona responsable de llevarla es responsable de sus actos. Si realiza algo negligente que conlleve un accidente, el responsable es el monitor/instructor y subsidiariamente el club (y sus máximos responsables).

Además se cubre con los bienes del club o de los miembros de la junta directiva empezando por el presidente (ya existen sentencias de esto).

Hay que saber que, se haga de manera altruista o profesional, la responsabilidad no nos la quita nadie, además si ocurre un accidente a un socio del club, éste no podrá denunciar al club ya que él es club (todos los socios son considerados primeras personas). Si hay algún no socio y se le ha cobrado algo (dígase para el gasto de gasolina, un seguro de accidentes, o etc...) hay que hacerle una factura con IVA ya que es una actividad mercantil. Los seguros de RC de los clubes cubren daños a terceros ocasionados por los socios del club (rompo un árbol y me denuncia el dueño), por lo que el simpatizante no estaría cubierto por la póliza.


viernes, 9 de diciembre de 2011

Barranco del Perejil



Ayer tuvimos la ocasión de disfrutar de un buen día de senderismo recorriendo el Barranco del Perejil en la Serrezuela de Bedmar. Una ruta cortita pero de gran belleza en su recorrido. A esta salida asistimos un total de 14 senderistas y medio. Tuvimos la ocasión de disfrutar de la compañía del senderista más joven que nos haya acompañado nunca.





Nos reunimos a las 8 en el lugar habitual junto al Centro de Salud de Baeza un total de 13 personas y media, Ildefonso, Simón, Miguel Sanchiz, Salva, María Luisa, María, Manoli, Tamara, Isabel, Josefina con su peque senderista, Elise, Nile y Dani. Una vez distribuidos en los vehículos salimos hacia Bedmar, punto de encuentro con David, donde degustamos unas deliciosas tostadas que nos sirven para comenzar la jornada con energía.

Desde Baeza se podía disfrutar de este inigualable amanecer.

Una vez en Bedmar y reunidos con David disfrutamos del desayuno y nos desplazamos hasta el lugar de salida de la ruta.



Tras un breve recorrido por una pista que bordea la Serrezuela por fin nos adentramos en la sierra por el impresionante barranco del Perejil el cual nos recibe con sus agujas rocosas y caprichosas formas. A partir de aquí comenzamos a disfrutar del paisaje y es justo donde se me acaba la batería de la cámara... No falla.



Pues a partir de aquí ya comienza la subida con tres paradas largas en las zonas con mejores vistas aprovechando para realizar muchas fotografías (los que tenían las baterías cargadas) y dando buena cuenta de las provisiones que todos llevábamos en nuestras mochilas. Tras la última parada decidimos bajar por un sendero alternativo al habitual para evitar las profundas roderas que poco a poco han ido haciendo unos señores que practicando enduro de manera abusiva y sin conocimiento se están cargando estos senderos. Que sorpresa nos llevamos cuando podemos ver que el camino que antes se encontraba en perfectas condiciones ahora también ha pasado a formar parte de sus rutas habituales causando destrozos irreparables en un camino realizado con mucho esfuerzo por nuestros antepasados para poder acceder a estos bellos parajes. Tomamos nota y en breve se tomarán medidas para poner en conocimiento de las autoridades estas circunstancias.

Desde aquí aprovecho para solicitar voluntarios que me quieran acompañar alguna mañana para hacer un informe escrito y fotográfico de los daños causados en estos senderos para hacer llegar el mismo a diferentes instancias e intentar frenar el deterioro que se está causando.

Bueno, sigo por donde iba que me pierdo. Tras llegar a los vehículos nos despedimos de David y Miguel que van directamente a sus destinos y el resto salimos hacia Baeza. Una vez Junto al Centro de salud nos despedimos el resto esperando poder disfrutar nuevamente de la sierra lo antes posible.

Un saludo a todos y muchas gracias por vuestra asistencia. 

jueves, 1 de diciembre de 2011

Cursos EAAM


La Escuela Andaluza de Alta Montaña, imparte los siguientes cursos de la modalidad Montañismo, dentro de su programación anual para 2012.

Más información a través del teléfono 958 08 18 88 y a través del mail eaam@fedamon.com

MONTAÑISMO (NIVEL 1)

MONTAÑISMO INVERNAL (NIVEL 2)

MONTAÑISMO Y TREKKING DE DIFICULTAD (NIVEL 3)

SOCORRISMO EN MEDIA MONTAÑA

ORIENTACIÓN BÁSICA CON GPS (NIVEL 1)

ORIENTACIÓN AVANZADA, GPS Y APLICACIONES INFORMÁTICAS (NIVEL 2)

GPS APLICADO AL DISEÑO DE SENDEROS


DESCARGA EL DOSSIER INFORMATIVO Y CALENDARIO PARA MAS INFORMACIÓN,

CALENDARIO OFICIAL DE CURSOS DE LA EAAM 2010/2011. DESCARGAR

CALENDARIO DE FORMACION EN REFUGIOS (Proximamente)

         REFUGIO POQUEIRA.

         REFUGIO POSTERO ALTO.

sábado, 26 de noviembre de 2011

La Vereda de la Estrella

El pasado sábado 26 de Noviembre de 2011, el Club Deportivo de Montaña Aznaitín teníamos programada la ruta de la Vereda de la Estrella, la ruta de senderismo más conocida del Parque Nacional de Sierra Nevada. La anunciamos con tiempo en el foro del club para que nos pudiéramos planificar para poder realizarla, ya que es una experiencia única. A pesar de todo, y aunque parecía que íbamos a formar un grupo bastante numeroso a última hora comenzaron las bajas, unas por salud (Ildefonso, Ramón, espero que cuando leais esto estéis plenamente recuperados) y otras por causas de diversa índole, lo que nos redujo el grupo que pudimos disfrutar esta ruta. 

La jornada comenzó temprano, ya que había que llegar a Güejar Sierra pronto para desayunar y posteriormente llegar al punto de inicio de la ruta, distante a 6 Km del pueblo. En Güejar Sierra llegamos a las 8 puntuales como un reloj (suizo, no chino) Miguel y yo mismo, que veníamos de Valdepeñas, Carmen y posteriormente David, Maria Luisa, Julio y Salva, que habían quedado en la Yuca. En la Plaza Mayor del pueblo, precioso por cierto, donde habíamos quedado, tomamos nuestro buen desayuno de tostadas de jamón, para comenzar con energías la jornada, que ya nos harían falta más adelante … En la cafetería se nos unió mi amigo David, de Jaen, que por primera vez nos acompañaba en una ruta (quedó encantado). Tras ver la cara que se les quedó a todos de ver la forma física que tenía la criatura era evidente que había un pensamiento común en mente de todos ¡ ESTE NOS VA A REVENTAR ¡

Ya desayunados y con la fresquita, cogimos los coches y partimos hacia el lugar de inicio de la ruta. El camino acongojó al personal ya que es una carretera estrecha que discurre junto al Río Genil y que era el antíguo trazado del tranvía de Sierra Nevada y que nos lleva tras pasar varios túneles a la unión del Barranco de San Juan con el Río Genil, donde se encuentra el Restaurante San Juan , en cuyo aparcamiento dejamos los vehículos. 

Tras abrigarnos bien y realizar la foto inicial de grupo de rigor, iniciamos la Vereda de la Estrella pasando por un puente de madera que cruza el Genil y da comienzo a unas duras primeras rampas iniciales que nos sirven para ganar altura y a la vez vistas sobre el cauce del río. Sé que fue inevitable pensar malamente de mí y en qué salvajada los había metido (los 22 Km estaban en mente de todos) porque si era así todo explotábamos al poco rato. Por suerte para todos, eran solo los primeros 300 m, luego suaviza mucho hasta ser prácticamente llana. El paisaje otoñal que se divisaba bajo nosotros era de cuento, con el tono ocre de la arboleda y los lechos de hojas caídas en el río y sus orillas … ¡Una delicia¡ Todo ello acompañado por el murmullo intenso del agua cayendo en multitud de pequeñas cascadas. 

A los 2 Km de cómodo sendero, llegamos a un gran castaño centenario muy popular por estos lares, más conocido como “El Abuelo”, que nos recibe a medio desnudar por el otoño y le da un encanto especial al lugar. Las fotos aquí son numerosas por lo que nos sirve para un primer descansillo antes de proseguir nuestro rumbo que nos sigue llevando a través de la Vereda de la Estrella sobre un barranco espléndido, cruzando arroyos que en sus barrancos hacen sinuoso el trazado de la vereda. A los 4 Km llegamos al Mirador del Vadillo donde el camino se bifurca. A la derecha y siguiendo la dirección que llevábamos en lento y paulatino ascenso prosigue la Vereda de la Estrella. 
Nosotros tomamos a la izquierda el sendero que desciende hacia el río y nos lleva al Puente de los Burros que salva el río Genil en un paraje espectacular con vegetación de rivera y un gran lecho anaranjado de hojas caídas sobre las orillas y en las pozas del río que daban a este rincón un encanto especial difícil de plasmar en el texto. Cruzamos el puente sin sentirnos aludidos en absoluto por su nombre y a continuación comienza la conocida como Cuesta de los Presidiarios, por ser la cuesta que hacían pasar a los presos antiguamente para llevarlos a galeras. El comienzo es duro pero el sendero de herradura es bastante sombrío y otorga unas vistas esporádicamente que suplen con creces el esfuerzo empleado. 

Los chistes de Salva van amenizando el ascenso, haciéndolo bastante ameno. Poco a poco vamos ganando altura entre la exótica arboleda que va variando a lo largo del sendero. Hay un momento en que se abre el bosque y nos aparecen de sopetón unas vistas nevadas de varios Tresmiles: Puntal de los Cuartos (3152 m), La Atalaya (3139 m), Pico del Cuervo (3145 m) y el Cerro del Mojón Alto (3115 m). Como en ese sitio nos daba un solecito de lujo y las vistas eran inmejorables, decidimos tomar el tentempié en este lugar, cerca del Cortijo del Peñoncillo. La ingesta se vio acompañada del ilimitado repertorio de chistes de Salva, que con su garrote tan particular nos recordaba a Gandalf, o al más castizo “El Tío la Vara”. 

 Decidimos levantar el campamento hartos de reir y tras subir un poco más a través del pinar, éste se abre y nos regala un excepcional mirador que surge de repente sobre el Barranco del Genil y frente a los grandes Tresmiles: La Alcazaba (3364 m), el Mulhacen (3479 m,) el Puntal de la Caldera (3219 m), el Cerro de los Machos (3327 m) y el Veleta (3396 m). Fue una apoteosis visual que nos delitó durante el rato que estuvimos en este mágico lugar. Tras recuperarnos del impacto, seguimos avanzando ya llaneando para llegar al Refugio de la Cucaracha, privilegiado enclave para poder pernoctar, y que nos da pie a sueños bohemios, con sus vistas frente a La Alcazaba y el Mulhacen en su amplia era. 

Tras inspeccionar las entrañas del refugio decidimos proseguir el sendero que discurre sobre el Barranco del Genil hasta llegar al Refugio del Aceral, junto al barranco del mismo nombre, otro privilegiado lugar frente a esta maravilla natural que son estas cumbres. A partir de aquí el sendero se estrecha un poco hasta llegar a crucar el Arroyo del Aceral que se despeña un poco más abajo en una espectacular cascada. Tras subir el sendero por un frondoso bosque de pino albar, que le da junto a las vistas un toque de autenticidad alpina al entorno, seguimos por nuestro camino ahora afirmado por espléndidos bancales de piedra para poder sostener este sendero entre la gran pendiente del barranco que atravesamos. 

La belleza del sendero no tiene parangón, y todo ello con el marco de las cimas nevadas que no nos abandonan en ningún momento. Al fondo divisamos nuestro siguiente objetivo, la Majá del Palo, confluencia de tres barrancos: el Barranco de Valdeinfierno, el Barranco de Valdecasillas con su preciosa cascada y el Barranco de Lucía. Iniciamos el descenso siguiendo nuestro sendero que zigzaguea aumentando progresivamente su pendiente, aunque en ningún momento es excesiva y llegamos hasta el Río Real (Desde el cruce con el Barranco del Guarnón, el río Genil se denomina así en su tramo inicial). Tras vadear el río de peñasco en peñasco y sin mojarnos milagrosamente, decidimos que el lugar junto al río es el mejor lugar posible para comer, con el murmullo del agua que baja con fuerza en esta confluencia de barrancos y bajo el Mulhacén, ¡Qué más podemos pedir!. 

Pocas veces me ha estado tan bueno el bocata como en este rinconcito, y más acompañado con las aceitunas de cornezuelo que David compartió, ¡Qué puntazo!. Tras irse el sol en esta umbría y ver que la rasca iba en aumento recogimos los bártulos e iniciamos el progresivo descenso a través de la Vereda de la Estrella que zigzaguea paralela al cauce del Río Real siempre en alto. Atravesamos las ruinas de piedra de unos peculiares corrales para animales y aumentamos el ritmo de bajada debido a la hora y al temor de que nos llegara la noche sin acabar la ruta y sobre todo por el fresquito que hacía en esas umbrías con el aire helado que bajaba de las cumbres nevadas. 

Pasamos por las minas de Justicia, en ruinas, y un poco más abajo por otro rincón emblemático de esta ruta y de todo el parque natural, el puente del Guarnón, sobre el barranco del mismo nombre que se inicial justo bajo la cumbre del Veleta y del sus Corrales y desciende agrestemente hasta verter sus aguas al Rio Genil (así se denomina tras su junta). Este puente es imagen de senderismo en Sierra Nevada y portada de varios libros del tema en esta zona. Carmen se pegó una carrera tremenda para llegar a él y disfrutar del enclave. ESPECTACULAR, sobre todo mirando barranco arriba y ver la cumbre del Veleta acechando. Aunque nos resistíamos, tuvimos que dejar este paraje y continuar el trayecto, pasando por las ruinas de la Mina de la Estrella, que da nombre a esta vereda y posteriormente las Minas de la Probadora. 

Un poco más adelante llegamos al cruce del Vadillo, donde inicialmente abandonamos la vereda para ir hacia la cuesta de los presidiarios, y completamos la ruta llegando ya bien anochecido pero con la claridad justa para poder hacernos (no sin dificultad y tras varios intentos) la última foto en el panel indicativo de la ruta como colofón de la misma. Tras despedirnos y tras comprobar que después de 22 Km la sonrisa y el deleite no nos había abandonado en ningún momento de la ruta, cada mochuelo se fue a su olivo, aunque Carmen, Julio, Maria Luisa y Salva se quedaron en unas cabañas de madera en el pueblo, por lo que ellos deben continuar esta crónica con lo acontecido. Esta habrá que repetirla ya que echamos mucho de menos a todos los ausentes y nos hubiera gustado mucho compartir todos estos momentos con ellos. Hasta la próxima. 

Esta crónica sería mucho más visual si la enriqueciéramos con sus correspondientes imágenes por lo que aquí:

Reportaje fotográfico en Facebook

teneis el reportaje fotográfico con cada foto comentada para ubicar y entender mejor lo vivido.


martes, 22 de noviembre de 2011

Estamos en pruebas.

La web está actualmente en pruebas. Muy pronto comenzaremos a publicar contenidos.

Si observas algún error o tienes sugerencias no dudes en comunicárnoslas.